El fondo de alivio para inquilinos en Cully: Living Cully se moviliza para dar apoyo a los arrendatarios necesitados de su comunidad

Instaurado para abordar la preocupación comunitaria más frecuente frente a la pandemia de COVID-19, Living Cully’s Renter Relief Fund (El fondo de alivio para inquilinos en Cully) ha recaudado más de $95,000 hasta la fecha. Estoy fondos han sido difundidos a inquilinos en aproximadamente 150 hogares en el vecindario de Cully a familias que han perdido ingresos a causa del COVID-19. Seguimos aceptando donaciones, y cada dólar recaudado (menos las cuotas de transacción de las tarjetas de crédito) va dirigido a apoyar a inquilinos en nuestra comunidad que lo necesitan. ¡Por favor, contribuye hoy!

Descripción de la imagen: Beneficiaria del Fondo de Ayuda para Inquilinos de Cully frente a su casa.

Descripción de la imagen: Beneficiaria del Fondo de Ayuda para Inquilinos de Cully frente a su casa.

Cuando la pandemia del COVID-19 detonó la clausura repentina de la economía nacional, las escuelas y los lugares de trabajo en el mes de marzo, Living Cully acudió a los teléfonos, alcanzando a unos 80 residentes de Cully que habían sido activos en nuestros programas de organización comunitaria. A través de estas conversaciones, supimos que la mayor preocupación de los residentes era su capacidad de la pagar el alquiler—y consecuentemente, la capacidad de permanecer en sus hogares— conforme perdían ingresos y los gastos de la vida aumentaban.

 

Los inquilinos nos decían que se estaban quedando sin trabajo, o que les habían reducido las horas y que enfrentaban otras dificultades económicas. Mientras tanto, familias enteras se estaban quedando en casa todo el día, lo cual produjo un aumento en el costo de los servicios públicos y alimentos. La situación tuvo repercusiones más agudas entre los inquilinos negros, indígenas y de color ya que estos trabajan de medida desproporcionada en el sector de servicio al cliente y fueron descansados de sus trabajos (en vez de contar con la opción de trabajar mediante el Zoom desde sus hogares). Los inmigrantes indocumentados estaban en mayor riesgo porque no recibieron el pago de alivio de $1,200 del gobierno federal que había servido como un salvavidas temporal para muchas personas.

Mientras tanto, Living Cully recibía correos electrónicos y llamadas telefónicas de los vecinos de Cully que habían recibido los cheques del gobierno federal pero aún estaban empleados, expresando sus deseos de donar fondos a las familias necesitadas. En respuesta, Living Cully instauró el Cully Renter Relief Funda en abril.

Nika Thompson recibió ayuda del Cully Renter Relief Fund en junio, “El dinero del fondo me permitió comprar comida extra y otros artículos para mí. Realmente me quitó algo de estrés adicional que tenía, “dijo Nika, añadiendo, “me hizo sonreír mucho el hecho que había algunas personas que estaban dispuestas de ayudarme a mí y a mi familia en nuestro momento de necesidad.”

 

El éxito del fondo ha sido gracias a los esfuerzos de miembros individuales de la comunidad. Nuestro modesto pedido inicial de $10,000 en donaciones pronto se elevó a $20,0000 debido a una respuesta abrumadora de nuestra comunidad. Cinco meses después, ¡hemos recaudado más de $95,000! Las donaciones han provenido casi en su totalidad de individuos—con más de 225 donantes que aportaron $215 en promedio—pero también de parte de varios negocios, bancos, organizaciones sin fines de lucro e iglesias, y una generosa contribución del Family Care Health foundation. Al igual a Nika Thompson, los inquilinos que recibieron asistencia han expresado con frecuencia su más profundo agradecimiento a aquellos cuyas donaciones hicieron posible el Cully Renter Relief Fund.

 

Las normas, requisitos de elegibilidad y plan de alcance a la comunidad fueron desarrollados mediante consultas con los integrantes del Cullly Housing Acton Team. El personal y voluntarios de Living Cully, incluyendo a maestros y administradores de las escuelas primarias de Harvey Scott and Rigler, se acercaron a miembros de la comunidad para pasar la voz sobre el fondo y ayudar a quienes necesitaban asistencia para llenar una solicitud con anterioridad de la fecha límite a principios de junio.

 

Descripción de la imagen: Sandy, una voluntaria, con su hijo, quien es alumno de la escuela Rigler.

Descripción de la imagen: Sandy, una voluntaria, con su hijo, quien es alumno de la escuela Rigler.

Sandy Bacharach, cuyo hijo asiste a la escuela Rigler, se ofreció como voluntaria a hacer llamadas a los solicitantes y beneficiarios. Sandy se alegró en ayudar porque le dio la oportunidad “de tener algo de propósito y conexión y contribuir de una forma que se sentía segura frente al COVID.” También estuvo personal para ella, ya que muchas de las familias que contactó asisten a la escuela con su hijo. “Esta es mi comunidad, es toda nuestra comunidad. Hay personas que conozco que se han beneficiados por esto fondo,” dijo Bacharach. Unirse al esfuerzo del Cully Renter Relief Fundo le brindó a Sandy la oportunidad de sentir una conexión con su comunidad en un momento en el cual la mayoría se sienten menos conectados que nunca. Afirmó Sandy “Estuvo divertido poder llamar a las personas y básicamente decirles “¡Ganaste la lotería!” en estos momentos desafiantes.”

 

Nuestra estrategia de alcance a la comunidad y requisitos de elegibilidad priorizaron a las personas de color y familias que no recibieron los pagos del gobierno federal (ver los requisitos de elegibilidad aquí). El fondo estuvo disponible para inquilinos que habían perdido ingresos debido al COVID y vivían en el código postal 97218, o que habían sido desplazados de esta área en los últimos cinco años. El alcance a los inquilinos ocurrió mediante volantes que dejaron en las puertas de los departamentos y parques de casas móviles cercanos, las redes sociales, mensajes de texto, correo electrónico y las escuelas del vecindario. Los beneficiarios recibieron de $550 a $700, de acuerdo al tamaño del hogar y el porcentaje de los ingresos que perdieron debido al COVID.

Todavía hay decenas de familias que no han recibido el monto total de fondo para el cual califican. Estamos aceptando donaciones todavía. Toda contribución, por menor que sea, ayuda y tiene un gran impacto para una familia aquí en el vecindario de Cully.

¡Pulse aquí por favor para donar al Renter Relief Fund hoy!


Comments for this post are currently closed